Editorial Abril 2015

| abril 1, 2015 | 0 Comments

Reflexión de campaña

Impreso o virtual

Desarrollo en “stand-by”


Screen shot 2015-03-31 at 5.44.35 PM

Tres meses de campaña son muchos minutos de radio y televisión, son suficiente tiempo para recorrer los 184,500 kilómetros de superficie de todo el estado y también para que las propuestas lleguen a los más de dos millones de sonorenses, de los cuales casi un millón es votante.    Esos tres meses de campañas tienen un gran costo y se hace un gran esfuerzo de promoción y publicidad para “vender” candidatos a los puestos de elección popular. Se escriben textos, se toman fotos, se hacen dibujos y muchas impresiones. Se produce radio y televisión con los mejores y más actuales recursos a fin de hacer llegar los mensajes a quienes con su voto habrán de decidir quiénes serán los gobernantes. Eso es hacer publicidad para anunciar un candidato, que es en sí mismo como el producto que queremos vender. Mi mejor deseo es que tras ese enorme esfuerzo en todos los sentidos, haya una ganancia a favor de Sonora. No por la elección deseada por unos o por otros, sino porque quede, al fin de cuentas, un valor, un conocimiento, una experiencia y una buena impresión de lo que es nuestro maravilloso estado. En pocas palabras, que Sonora salga ganando con esa inversión.  Para quienes hemos vivido la transformación de los medios, desde el auge del radio y posteriormente de la televisión, que aseguraban harían desaparecer al impreso, seguimos aprendiendo y comprobando que para el ser humano y su manera de entender, basta con la expresión gráfica y particularmente la impresa en papel. Si bien es cierto que los bancos de información guardada en forma digital de orden científico cada día crecen y administran mejor sus contenidos, también es cierto que desde que si no los tenemos en la mano no lo accedes y para alcanzarlos debes de contar con un paquete de recursos de hardware y software además del entendimiento de la forma de operar los sistemas que por cierto cambian constantemente. Ya tuvimos cassettes, discos compactos, DVD’s, memorias y ahora la información cada quien la guarda en “la nube” que sabe administrar y que por cierto no se homologa con un único sistema, de tal manera que cada quien su nube o sitio virtual donde guarda su información. Pero independientemente de la forma en la que administras y procesas esa información, el usuario no alcanza a estar evolucionando a la misma velocidad de la ciencia y tecnología y termina por quedarse atrás con un cerro de Cd’s pero sin un drive con qué leerlo o miles de notas en un Word que no se corre en ningún sistema operativo. Mientras tanto, la abuelita sigue presumiendo de sus notas manuscritas, de sus apuntes y de lo que conserva en el baúl de los recuerdos con lo que piensa escribir un libro para que su nieto lo ponga “en Línea” pero le haga unas copias IMPRESAS para sus amigos que les gusta leer en papel, de ese que conserva ella por 80 años y aún se lee exactamente de la misma forma en la que ella lo leyó el primer día. Hoy que requieres de interfases para hacer llegar la información de su archivo a tu conocimiento seguimos probando que la mejor comunicación es esta, la impresa. POR ELLO, gracias por sus felicitaciones de 11 y 23 años de esta revista y Editorial   Y mientras todo sigue detenido por vacación y campañas políticas, hago votos porque no se detenga el desarrollo ni las inversiones en Sonora so pretexto del año electoral o falta de confianza en el recién electo nuevo gobierno.  ¡Saludos!

Enrique Yescas Enríquez

Publicista-Editor

editor@sonoraes.com

About the Author:

Filed in: Del Editor
×

Post a Comment